Go Back
Magdalenas de tomate y albahaca, muy fáciles de hacer, con pocos ingredientes y riquísimas. Perfectas para desayunar, merendar o como un entrante.
Imprimir

Magdalenas de tomate y albahaca

Magdalenas de tomate y albahaca, muy fáciles de hacer, con pocos ingredientes y riquísimas. Perfectas para desayunar, merendar o como un entrante.
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 35 minutos
Raciones 12 unidades
Autor Recetas y Violetas

Ingredientes

  • 1 lata de tomates enteros en conserva (de 400g)
  • 1 cdta de azúcar moreno
  • 250 gramos de harina (unas 2 tazas)
  • 15 gramos levadura química
  • 1 cdta de sal
  • 250 ml de leche
  • 2 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos camperos
  • 3 cdas del jugo de los tomates
  • 1 puñado generoso de albahaca fresca picada no muy fina

Elaboración paso a paso

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Preparar la bandeja para magdalenas o muffins con un poco de aceite, para que sea más fácil desmoldar.
  • Cortar los tomates en trozos de 1 o 2 cm y espolvorear por encima el azúcar, para que pierdan la acidez.
  • En un bol grande tamizar la harina con la sal y la levadura química o polvo de hornear.
  • Añadir la leche, el aceite y remover.
  • Añadir los huevos y el jugo de los tomates (2 o 3 cucharadas).
  • Mezclar todo bien y añadir la albahaca picada y los tomates troceados.
  • Remover un poco e ir llenando la bandeja o moldes para magdalenas o muffins.
  • Hornear durante unos 20 minutos a 180ºC. Para comprobar que ya están listas, pinchar con un palillo y éste debe salir limpio, sin masa cruda pegada a él. 
  • Dejar enfriar unos minutos encima de una rejilla.

Notas

En lugar de los tomates en lata, también puedes usar tomate natural, aunque tendrás que pelarlo primero…, y guardar el jugo que tienen dentro para añadir a la mezcla.
Recomiendo usar moldes de silicona, para que sea más fácil desmoldar, si no tienes puedes usar moldes de papel para magdalenas, así no tendrás problemas para sacar las magdalenas del molde.
Se conservan frescas durante tres o cuatro días en un recipiente hermético, aunque en casa nunca han durado tanto...